Social Bookmark This :

Ultimas Noticias
(para Vida de Hoy)

 
La Cara Humana
Decrease Text Size Increase Text Size - 02/13/2012 -

La Cara Humana

Glenn Holland

Analizar las Kórimas y Tesgüinadas de los Rarámuri como hicimos la semana pasada presenta la oportunidad de notar algunas diferencias importantes con la cultura occidental. Como muchos de nosotros hoy, los españoles no comprendían el significado de estas fiestas y pensaron que los Rarámuri eran borrachos flojos que desperdiciaban sus vidas en una miseria de pobreza. Esta interpretación hizo que los misionarios creyeran que necesitaban urgentemente un salvador, Jesús Cristo. Pero ya que los Rarámuri vivían en condiciones duras en comunidades muy pequeñas esparcidas por miles de hectáreas, que los españoles consolidaran su poder sobre los Rarámuri económicamente, políticamente y religiosamente fue prácticamente imposible. La solución fue convencer a los indígenas que podían mejorar sus vidas si migraran a las ciudades para buscar empleos asalariados.

Algunos de los Rarámuri sí se convirtieron al cristianismo y algunos migraron a las ciudades—y lo siguen haciendo hoy mientras los extranjeros continúan incurriendo, tentando y persuadiendo—pero la gran mayoría se quedó en sus tierras por algunas razones muy importantes. Desde luego, los Rarámuri pensaron que los españoles se obsesionaban con el trabajo, como si fuera su dios, y que eran monstruos materialistas que se preocupaban más por el dinero que por las relaciones interpersonales. Desde su punto de vista, los blancos (cualquier persona no-indígena, inclusive los mestizos) no vivían en equilibrio cósmico con la gente, la tierra o dios. Hoy, muchos Rarámuri creen que los habitantes de ciudades no comprenden el significado de la tierra debajo de sus pies ya que raramente lo sentimos como parte de nuestras actividades cotidianas. También piensan que nunca estamos satisfechos con lo que tenemos. Por eso hay poco en las ciudades que puede motivar a los Rarámuri a dejar lo que es para ellos un estilo de vida en armonía.

Tampoco requirieron un trabajo asalariado de ciudad. Esta sociedad autosuficiente produce todo lo que se necesita para sobrevivir. Menos en las circunstancias más extremas, como la sequía devastadora que actualmente padece la Sierra Tarahumara, los Rarámuri se han independizado de la ayuda ajena. Al mudarse a las ciudades, serían despojados de su identidad cultural. Dejas de ser Rarámuri cuando la vida gira alrededor del trabajo y de la necesidad de acumular dinero. La importancia de las fiestas y las relaciones interpersonales quizás no se hubiera desaparecido completamente, pero seguramente se transformarían porque luego dependerían de su empleador, de la incertidumbre de encontrar un empleo bien pagado, de los precios de bienes comprados y vendidos en mercados populares, precios que se manipulan frecuentemente por fuerzas muy lejanas. Su sentido de comunidad se desvanecería mientras la relevancia de sus fiestas se disminuye. Su enlace con dios se cortaría al ser despojados de la misma tierra que sus pies tocan y sus manos trabajan. En la ciudad, caminarían por concreto o calles empedradas y no tendrían acceso a ni les servirían tierras para el sustento. Pasando de mal en peor, si uno no posee una buena formación occidental, existe la baja probabilidad de encontrar un trabajo urbano que permite una vida decente. De la misma forma, un ejecutivo de Wall Street sin conocimientos de sobrevivencia rural lo va a encontrar casi imposible sobrevivir en las tierras resecas Rarámuri si solamente cuenta con la camisa en su espalda como recurso. Ya sea vivienda inadecuada, salud en descenso, mala nutrición o falta de acceso a recursos y el conocimiento de cómo aprovecharlos, las dos situaciones serían bastante retadoras.

Es más que obvio. Durante tiempos difíciles, la solución a un problema para los Rarámuri es una fiesta; por ende, el robo es poco común y sigue siendo uno de los crímenes más vergonzosos de cometer. No tienen policía ni cárceles y no cierran con llave sus puertas. Mientras tanto, en zonas urbanas de pocos ingresos, el crimen, patrullas policiacas, sentencias de cárcel y puertas cerradas con llave son tan comunes como ir a la tiendita por un litro de leche.

La cultura Rarámuri se ha adaptado a su entorno para que tenga mejor oportunidad de sobrevivir. Sí hay conflictos de vez en vez y existe el sufrimiento como en todas las sociedades, pero también hay un alto grado de armonía social; todos, inclusive los niños, son iguales. Están contentos con lo que tienen porque son ricos en todo lo que necesitan o desean. Eso es algo que no se mide en las variables arbitrarias que la ONU estableció para determinar los niveles de pobreza en el mundo. Cuando tomas un pueblo que vive físicamente y espiritualmente a través de la tierra y lo colocas en una ciudad, ya puedes empezar a medir una verdadera pobreza económica, percibir una pobreza espiritual y observar una degradación social.

Muchos sí viven con menos de dos dólares al día, pero eso no quiere decir que son pobres. Muchos en el occidente viven con más de cien dólares al día, pero su sentido de relaciones sociales y de comunidad se obscurece ante el trabajo duro y las cuentas a pagar. Algunos de nuestras fiestas, por ejemplo, parecen más como una obligación a muchos, una manera de pasar el tiempo para algunos y una oportunidad de emborracharse para otros. Eso no fortalece a una comunidad.

No es de sugerir que deberíamos ser como ellos; sin embargo, tampoco se deberían obligar a ser como nosotros. Un modelo de desarrollo no se debería imponer sobre otro. La naturaleza humana es mucho más fluida y compleja que eso, tal y como se demuestra en las fiestas Rarámuri: fortaleciendo relaciones cercanas con la sociedad, fomentando la espiritualidad y viviendo en equilibrio con la tierra. 

 

COMENTE ESTE ARTICULO:
Nombre/Name : E-mail :
Entre su comentario / Your Comment :

 

Redacción de Nuevas Raices :

redaccion@nuevasraices.com
Other Articles »

Related Articles :
No Related Content Found - No encontramos articulos relacionados

Email This Article To A Friend - Print This Article
Articles can be E-mailed to a friend and you can get printable versions of your articles, Use your own buttons and links!
Search Articles :
By Creating a simple search form like this anywhere on your site, you'll get a full search engine for your articles